Como cancelo un deposito

| 10 julio, 2015 | 0 Comentarios

Un depósito bancario es un producto que suele resultar familiar a los clientes que buscan una rentabilidad para sus ahorros.

El funcionamiento es muy sencillo, un cliente, empresa o particular, que tenga una cantidad de dinero ociosa lo aporta a la entidad bancaria durante un período de tiempo y bajo unas condiciones estipuladas, para obtener a cambio un beneficio.

La regla general en los depósitos es que a mayor plazo, mayor rentabilidad. Si se retira el capital o una parte del mismo antes del plazo pactado, las entidades suelen penalizar la operación, aunque no siempre ocurre.Muchas veces se puede pensar en cancelarlo.

Cuando llega el momento de cancelar un depósito bancario, ya sea porque se necesita pagar una multa, realizar un viaje o por otras causas impredecibles, lo primero que hay que hacer es solicitar la cancelación anticipada.

Antes de solicitarla, se debe tener en cuenta que la entidad nos atribuirá unos gastos por ello, reduciendo el interés que se hubiese obtenido de no haberlo cancelado.

Hay que saber que hay depósitos que no permiten la cancelación anticipada como es el caso de los depósitos regalo o algunos depósitos remunerados en efectivo. Pero si la entidad en cuestión accede a dicha petición devengará una comisión u ofrecerá una rentabilidad menor.

En el caso que la entidad ofrezca una nueva rentabilidad, es debido a que a la rentabilidad inicial del depósito ya se le ha calculado la comisión y se muestra con una nueva TAE resultante, haciéndolo más comprensible para el cliente.

Esta forma se usa en todo tipo de depósitos, pero mayormente en depósitos crecientes, dado que cada periodo tiene su propia rentabilidad por lo que según el periodo en el que se cancele, devengará una remuneración u otra.

Ventanas de liquidez

A parte de la penalización o una nueva rentabilidad, hay algunos depósitos que ofrecen la posibilidad de aprovecharse de las ventanas de liquidez; momentos dentro del plazo en el que se permite retirar el dinero total o parcialmente de forma gratuita o devengándose una nueva rentabilidad menor.

Es por tanto imprescindible saber qué penalización se aplica al depósito a plazo fijo que se contrata, ya que puede reducir sustancialmente el importe percibido de intereses en el caso que el cliente se vea con la necesidad de cancelarlo.

Y si hay la posibilidad de contratar un depósito que ofrezca ventanas de liquidez y éste continúe ofreciendo una rentabilidad atractiva, el cliente no debe dudar en contratarlo.

Es pues importante recordar que, a pesar de que en el momento en el que se decida contratar un depósito a plazo fijo se pueda prescindir de ese dinero, en cualquier momento nos puede surgir algún imprevisto.

Si la probabilidad de disponer del dinero en un futuro son elevadas, siempre podremos contratar una cuenta de ahorro remunerada, que no aplica penalización alguna por retirar el dinero.

Porcentaje de comisión

Este porcentaje se aplicará sobre el capital que sea objeto de cancelación anticipada por el periodo que medie entre la fecha de cancelación y el vencimiento pactado del depósito.

Por tanto, se procederá a devolver el capital más el interés pendiente habiendo sido reducido por la comisión en cuestión

Además, el Banco de España puntualiza que en el caso de los depósitos a plazo fijo tradicionales, dicha comisión no puede exceder del importe de los intereses brutos devengados por el capital objeto de cancelación anticipada.

Es decir, que la comisión siempre será menor que los intereses que se deberían haber recibido desde la fecha de contratación hasta la cancelación.

Tags:

Categoría: Cuentas

Deja un comentario


Logo FinancialRed