Los mejores Depositos a Plazo Online

| 27 octubre, 2016 | 0 Comentarios

Internet y toda la revolución tecnológica ha llegado para quedarse. Las personas de hoy en día optimizan mucho más su tiempo que las de hace veinte años. De hecho, y hablando especificamente de los bancos, ahora mismo se pierde mucho menos tiempo en colas y traslados a las sucursales físicas de las entidades financieras, ya que una gran cantidad de trámites se pueden realizar en los e-bankings o home-bankings de los bancos.

Los e-bankings no son otra cosa que sucursales virtuales de la entidad financiera, donde se pueden realizar múltiples operaciones desde el sillón del living de su casa, sin moverse y sin siquiera levantarse de su cómodo lugar. Entre estas operaciones que se pueden realizar desde su casa encontramos las de realizar pagos, realizar inversiones, transferir dinero, consultar saldos o vencimientos, pagar servicios públicos, y más, mucho más.

Una de las operaciones más utilizadas es la de realizar inversiones online, y entre estas inversiones, la más característica y fácil de realizar es, como no podía ser de otra manera, el depósito a plazo online. Los depósitos online funcionan exactamente de la misma forma que los depósitos bancarios tradicionales, pero con una única diferencia: que sólo pueden ser contratados a través de las páginas web de aquellos bancos que los comercializan.

Vamos a comenzar con algunas definiciones para los que no son muy entendidos en la materia. Los Depósitos a Plazo son cantidades de dinero que entregamos a una institución financiera (como los bancos o cajas de ahorro), con el objetivo de ganar intereses en un período de tiempo determinado y que ha sido acordado previamente, mediante un contrato. Ese contrato, en el caso de los depósitos online, se acepta con tan solo un click dentro de nuestra sección del e-banking.

Según la legislación chilena, el plazo mínimo que se puede pactar para el pago de intereses y reajustes debe ser de un mínimo de 7 días para los depósitos no reajustables, o de 90 días para depósitos reajustables, excepto los depósitos que no se rigen por el sistema de reajustabilidad en UF o IVP.

Los depósitos a plazo pueden dividirse en tres grandes clases, aunque en general el depósito online solo se ofrece como un depósito a plazo fijo o a lo sumo, a plazo renovable:

  • Depósitos a Plazo Fijo: la institución tiene la obligación de devolver el dinero en un día prefijado, incluyendo los intereses que correspondan a esa fecha. Todo se conoce de antemano y esta firmado en el contrato.
  • Depósitos a Plazo Renovable: funcionan de forma similar a los depósitos a plazo fijo, pero en este caso específico se establece que ese depósito, al vencimiento y excepto que haya un aorden al contrario que lo anule, se prorrogue automáticamente por un nuevo período, de la misma cantidad de días. En este nuevo período, devengará intereses sobre el nuevo capital, el cual capitalizará los intereses del capital anterior.
  • Depósitos a Plazo Indefinido: estos depósitos no pactas una fecha al momento de contratarlos, sino que la institución tiene la obligación de restituir tu dinero desde el momento de la vista o aviso que tú hagas, de forma que te pagan los intereses devengados desde la fecha de contratación hasta la fecha en que avises el retiro.

En la actualidad, los depósitos online están considerados uno de los productos de ahorro con mejores cuotas de rentabilidad, y casi ya no hay banco o caja de ahorro que no ofrezca a través de su e-banking la posibilidad de configurarlo. De hecho, y como forma de promocionarlo (una de las grandes herramientas de marketing) se ofrecen tasas de interés por encima de aquellas que se ofrecen en las sucursales físicas de los bancos. Asi, en algunos casos la diferencia de tasas de interés se encuentra por encima del 10%.

 

 

Categoría: Sin categoría

Deja un comentario


Logo FinancialRed